15.11.17

ESOS DÍAS BLANDOS


En estos días blandos
se asoman tallando paredes
todas las sombras de angustia,
infinitos momentos de lluvia
que crucifican la carencia
de todo lo que duele.

Hoy devoro ese silencio y lo venero
maniatando cicatrices que resurgen cada diciembre
y mientras desembalo esta sacra añoranza,
voy nombrando como una liturgia
cada ausencia y la convoco,
por si de alguna manera
pudiesen un año más,
estar presidiendo mi mesa.



Isabel Sánchez Vizcaíno

17.10.17

AFECTOS NEGADOS

Tras los pasos,
un cúmulo de afectos negados,
un vacío de momentos secuestrados,
legado que un dios sin alma dejó en cosecha malsana.

Las manos, agujeros negros,
inventaron un lenguaje sin tacto
para colmar el manifiesto desdén. 
Mientras, una lluvia blanda
riega cada pregunta sin respuesta
y un temblor de dientes enturbia el verbo,
 para poder expresar la amarga melancolía.

Isabel Sánchez Vizcaíno

9.4.17

FOTOGRAFíA EN SESGA


Una mujer sentada, 
mirando más allá del vacío,
ajena al momento,
desgrana un no sé qué en sus pensamientos.

Por el ángulo de su herida
los ángeles mudos gritan un ruido oscuro.
Sus manos desmayadas, en desapego,
describen lágrimas que nadie quiere leer.

¡Como huele a desahucio ese rincón! 

Una taza de café sobre la mesa
con huellas de carmín desdibujadas. 
Un libro abierto boca abajo, 
con sus frágiles entrañas aplastadas contra el suelo.

Errante de todo lo negado, desierta, 
donde un mar atormentado dejó su tributo,
un ejército de fantasmas destilan su soledad.


Isabel Sánchez Vizcaíno

APARIENCIAS


Cargó su sumisión
en la mochila,
convocó un impulso
y con un temblor de lo falso,
se centró en el recuento de los euros.

II

Se perdió en los gestos
y en un envite forzado,
 falsificó la sonrisa
y se entregó a la galería
 tragándose la náusea.

III

Fue dejando sus pasos
con una huella vacía,
sin darse cuenta 
de que ya no existía.





Isabel Sánchez Vizcaíno

28.8.16

¿Y DESPUÉS?

Con las manos extenuadas y ojos calcinados
lloverá sobre los pasos del camino.

Dijeron que morir sólo era un trance,
el instante de un monólogo desdibujado de la vida.

!Ay la vida¡
La vida, ese morir de a pedacitos biselados y a destiempos.
 A tiempos: ráfaga y aliento,
renacer y remorir,  
después…

¡Ay después!
silencio de hojas secas,
diálogo de almas
y un naufragar en el limbo de todas las nadas.

Isabel Sánchez Vizcaíno

24.8.16

VINO AMARGO

Esta noche bebo la tristeza en vaso grande,
el vino amargo está servido
y el dolor empuja hacia el suelo con correas invisibles.

 Angustia la frialdad con que vivimos
 y esa suprema maestría de mirar hacia otro lado a conveniencia.

 Duelen las almas malgastadas
 por dioses miserables del légamo y del barro.

 Cuesta pensar, 
 que todos somos seres con un mismo legado.

 Acongoja saber, 

que la vida,
 no es más que ese suspiro robado al prójimo...
sin más trascendencia.

 Isabel Sánchez Vizcaíno

28.6.16

A UNA FALACIA



Aine:


Diosa celta de la inteligencia y la razón (aire) Esta es la deidad de los pensamientos y las ideas. Concede creatividad, memoria capacidad de raciocinio e intuición. Es la Diosa de los estudiantes y los artistas. También es la diosa del amor y seducción. Diosa de la fertilidad en su honor se celebraba la fiesta de la noche de verano (24 junio, fiesta de San Juan) Se la invoca los días de luna llena y en los eclipses lunares. Protege a las mujeres.

Hay algo inefable en su tacto,
melodía de sus manos al contacto,
que doblegan a reverencia
en insobornable canto.

Sus ojos de mirada larga y calma,
son un diálogo de salmos
que van deshilando y tejiendo ascuas
que reverberan y saltan.

Su corazón indomable,
como una pared por donde nadie puede asomarse,
encrucijada donde perderse en oquedades.

Ella,
traza un mundo de colores acompasando su paso,
que regurgitan en arcoíris multiplicados.
Y esa proeza,
de desmedir todo lo intangible,
resucita una algarabía de pájaros en desacato.

Ella,
de perfumes inundada,
concede al aire una sinfonía siempre nueva,
polifonía que renace con su presencia. 

Ella,
voz de agua
que del alma nace,
en rezo de manantiales desbordada.
Concubina del tiempo,
de aromas y perfumes impregnada,
cada noche, entre lunas y mareas,
 trasmuta y se desangra.
Isabel Sánchez Vizcaíno

20.5.16

TIEMBLO Y ME DESASGO. Voz y texto:Isabel Sánchez Vizcaíno



Cuando se cierran mis puertas adentro,
el silencio se interpone a la indolencia
y me rebelo ante ese desarraigo,
en el que las copas no tienen nombre
y las miradas crecen desde el subsuelo.

Tiemblo en ese silencio
cuando se despeñan
uno a uno todos los pensamientos,
cuando escanciados
los bebo posesa,
para parir fecundos su esencia,
ellos estallan,
pregonando su esterilidad.

Tiemblo ante ese mar inmenso,
en que la duda se cierne a la garganta
clamando con voz de escarcha.

Muero en mi zozobra
y nada me consuela,
entonces tiemblo,
tiemblo y me desasgo.

Isabel Sánchez Vizcaíno

¿QUIEN TE QUIERE LUIS) Voz: Isabel Sánchez Vizcaíno



(Homenaje al poeta:
LUIS ROSALES
y su obra:
LA CASA ENCENDIDA)

Y quien te quiere  Luis,
 dejaste LA CASA ENCENDIDA,
siempre palpitante y viva,
llena de plenitud siempre,
siempre con la esperanza colgada en los aleros,
descubriendo humanidades y atornillando soledades
que  quedaron desprendidas en tránsitos y devaneos.

Como expusiste:
(1) “EL MUNDO SIGUE SIENDO UNA CREACIÓN ABIERTA”
y es cierto Luis,
tu habilitaste el camino
de esa casa tan viva,
y así la creación parece menos fiera cuando lo cantas.

Cuando coreas esa canción
(2) DE LA DULZURA IRRESTAÑABLE,
parece que el mundo ensanchara,
distribuyera y ensanchara,
con una brillazón que  hace llover los adentros,
que hace que uno se desvanezca
y se adentre en esa luz anterior al hombre,
que al recobrarse,
despierta  esa alegría de
saberse  un corazón más grande,
con esa claridad que tu despiertas en tus versos.

Alma engalanada, 
delicada dulzura batiendo el mundo.

Se te quedó la vida antigua Luis,
desmoronando soledades,
escuchando dolor en hemorragias,
tu voz sigue latiendo,
latiendo con un engranaje inacabable,
como un   dispositivo que sigue y sigue caminando,
caminando  latidos,
latidos y palabras,
palabras y latidos.

Como enredadera  asciendes
y te enmarañas en mis venas,
 haciéndome creer que no estoy sola,
y poblándome de voces que alegrean,
me levanto cual ave cuando hiela repetido,
cuando hiela repetido en otras voces.

Gracias Luis,
la casa sigue encendida.


(1-2, recogido de texto de Luis Rosales)

Isabel Sánchez Vizcaíno

LLUEVE. Voz: Isabel Sánchez Vizcaíno


Llueven derrotas continuas,
llueven  cansancios,
acritudes,
temblores,
ausencias,
perfidias,
alevosías en ir y venir incesante,
ráfagas,
y  tempestades,
derramando angustia.

Como único sosiego,
lluvia a raudales en el pecho.

Llueve.

Llueven palabras derruidas.
calles de destiempos,
engranajes herrumbrosos,
malicia engalanada de inocencia.

Camino impregnado en soledades,
torrente en sinrazón  de desatinos.

¿Cómo atrapar desalientos fabricando olvidos,
desandarse de experiencias
con  manos enfundadas en incredulidad y desaliento?.

Llueve,
llueve,
llueve.
Isabel Sánchez Vizcaíno

CRONICA DE PIEL. Voz: Isabel Sánchez Vizcaíno



Viajo con esta piel
 elaborada de mil sesgas,
cosida con ideas y razones,
que dibujo cuando cubre la noche.

Cosecho las palabras que me designan
y no reconozco  mi  retrato.
Soy más otra,
la que se desangra en cada vaivén
y no recuerda el margen de cada ola.
A la que incitan los fantasmas,
 en el lecho donde fermenta  la rabia,
ellos  sonríen con sorna, 
balbuceando un réquiem.

La que muere de ausencia,
cuando la frialdad fue su mejor regalo.

La que canta odas a la vida,
cuando acosa la desazón.

La que se prende de angustia
y  se zambulle en lodo amargo
cuando doblan las campanas por un sueño negado.

Mis entrañas no nacieron con diploma,
sobreviven,
 como muere la noche,
irremediablemente.


Isabel Sánchez Vizcaíno

BRISAS DE NOSTALGIA. Voz: Isabel Sánchez Vizcaíno


Hay frialdad en tu boca
y un desfallecimiento en tu mirada,
las palabras se enredan
trenzadas con posos de nostalgia
y siento el frío desenlace
en el alma.

 Te me vas,
te me vas como la brisa
cabalgando entre la bruma,
con tus horas y silencios de amianto.

Espantos a puerta abierta
caminan  por la cuchilla
sin importar el filo,
quemadura constante
 que arrecia en
tempestades.

Te me escapas como arena entre los dedos,
con tus monstruos y fantasmas invisibles
en  tímido cortejo.

Siento con mutismo pavoroso
los infiernos en la noche,
y el crujido que retuerce las entrañas

en  danza  melancólica de muerte.
Isabel Sánchez Vizcaíno

23.4.16

LESBOS LESBOS LESBOS


Permanece como eterno rumor una plegaria que supura,
se quiebran los andares con su ruego
y se parten las esquinas en mil añicos con su recuerdo.

Se escucha gritar a los océanos,
garras como infinitos látigos que flagelan
engullen sus esperanzas con total iniquidad.

Sus ojos implorantes como abismos
donde el dolor ha encontrado su losa,
buscan tan solo aire sin pólvora para respirar.

Sucumben frágiles donde nada subsiste a su tiempo
y la memoria obliga a ser breve ante tal desolación.

No deja de ser sombra que derrumba la alegría.
 Ante tamaña desidia
el olvido convoca sus fantasmas al vacío.



Imagen y vídeo por TinyPic

12.3.16

ENSUEÑOS




Hago clara denuncia de tu ausencia,
que desmontas y descuelgas todas las estrellas
que cada noche,
candorosamente había acomodado,
para mecerlas en el fragor mis delirios.

El destino parece rendirse
y el corazón late más quedo
cuando se desnuda el horizonte de amanecida,
y se desgaja la armonía de serafines y mariposas.

Cómo será tenerte del mismo modo que te pienso
en esas alboradas habitadas de silencios amarillos,
donde la nostalgia penetra
y cercenan sus cuchillos.

Cómo estrangular esa fragilidad para que mueras,
o en el fragor de mis fantasías
desmonte tus privilegios y te mate.



Image and video hosting by TinyPic

12.1.16

PENSAMIENTOS PARA UN POEMA

Si me preguntan por qué escribo
les diría que tengo necesidad de amar.

Tengo las manos colmas de flores,
la boca llena de soledad,
un profundo dolor en mi costado
y un cansancio ancestral.

Escribo como sumiso epitafio
desde mi pecho abierto:
desvelos,
penumbras,
instantes y sueños.

Mi pluma se va en arrebatos sin doblegarse,
acelera su réplica incisiva
y redime con severa parsimonia:
recovecos,
pánicos,
 tristezas y desconsuelos.

Dono mi alma a los versos sin dueño,
borrando todo nombre impregnado de ansiedad,
y clamo al cielo con vértigo sempiterno,
una oración en cada poema
para dejar el parto amargo
de recordar.

Image and video hosting by TinyPic

4.1.16

EL PROPÓSITO Y LA DUDA


I

Ella,
(la duda)
histriónica y sibilina,
con sus rencillas y porfías enganchadas en el pelo,
encumbrada en la arrogancia
con mirada petulante
pisándose la sombra,
dueña y señora de su honradez…
bajo sospecha.

III

Él,
(el propósito)
con la intención entre las piernas,
con palabras mal cosidas a los ojos,
empecinado y mantenido
rufián de desvaríos,
cacique de intentos y objetivos malformados,
no pudo más y quedó colgado…
en la nada
con la desidia por destino.



Isabel Sánchez Vizcaíno

2.1.16

ESTOS DÍAS BLANDOS

En estos días blandos
se asoman tallando paredes
todas las sombras de angustia,
infinitos momentos de lluvia
que crucifican la carencia de todo lo que duele.

Hoy devoro ese silencio y lo venero
maniatando cicatrices que resurgen cada diciembre
y mientras desembalo esta sacra añoranza,
voy nombrando como una liturgia,
cada ausencia y la convoco,
por si de alguna manera,
pudiesen un año más,
estar presidiendo mi mesa.



Isabel Sánchez Vizcaíno


12.12.15

TARDAMOS

Llegamos tarde:
Cuándo dejamos de ser palabra
para convertirnos en sospecha,
cuando vestimos de duda para no enfrentarnos,
cuando llegamos al límite sin percatarnos.
cuando trocamos razones
 por tributos,
cuando tragamos respirando amargo.
Llegamos tarde:
Cuando el silencio se apodera del silencio
y en un reflujo de pantanos mansos
nos lloramos,
lloramos todo lo que tragamos,
y para eso,
para eso también llegamos tarde.



Isabel Sánchez Vizcaíno