14.6.14

MIS HIJOS


La sangre se amotina en rubor de ángeles
y el aire se convierte en vida cuando
deletreo sus nombres.
Mis hijos..
mantras sonoros para mi corazón.

1 comentario :

  1. Parece como si hubiera pasado un ángel...
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario