26.4.14

METAMORFOSIS





Removimos silencios
y asfaltamos con lirios todas las emociones contenidas.

Suplicamos como obsesos, mil  veces mil,  el aire desde el exilio, 
desde el desahucio,
desde  tumbas inconclusas, 
desde todas  las palabras que formaban versos,
y caían derrotadas desmembrándose,
desde todas las arterias disecadas,
desde todo aquello que brotaba execrable e inconcluso, 
sin darnos cuenta de que sucumbíamos  frágiles a un azul indeleble,
como si fuera un talismán fascinante  e inextinguible.
En pálpito  de dudas, nos lloró la voz,
con un lenguaje mudo,
se desangro la rabia  rompiéndonos las manos ,
y en desaires se nos asfixió la mirada,
despojándonos del delirio y la rabia
como un hecho inalterable.

Adhesión y renuncia sin germinar,
brotaron como ascuas incandescentes,
límpidas y piadosas.

Algo conmovió  las  entrañas de los dioses,
trasmutó el éter de todas las ideas,
pensamientos,
formas y palabras,
y floreció la voz,
brotando  ineludible  se multiplicó,
como se multiplican  las rosas y las almas,
simplemente..
AMANDO

2 comentarios :

  1. Como te decía sigo disfrutando de la ternura de tus versos para llegar a la más pura esencia de los mismos.
    Un abrazo en la noche querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Siempre agradecida Rafael. Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario