21.1.14

YO. Latidos 4º



l

Yo, 
que convoco la lluvia cuando olvido nombrarte,
que desdoblo mi sombra para prenderla en soledades,
reclamo tan solo un pedazo de luna  para indultarte.

ll
Me pierdo en marismas cuando bebo tu ausencia,
pero aún es pronto para doblar la tarde.

lll

Naufraga de  palabras,
me sumerjo  en  orillas espesas de la noche.
Conciencia  para tus manos sabias.

lV

El reloj grita su tic-tac con vértigo,
con voz de escarcha sonríe,

el pasado siempre nos alcanza.

1 comentario :

  1. El reloj suena y tu corazón lo escucha. El alma entonces se pierde entre los sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario