20.3.12

Y EL VERBO SE HACE CARNE



Solo un instante para la transición y la muerte,
breve intervalo para infringir el caos.
Basta el arrebujo de unos pétalos en forma de palabra,
y en sinfónica convierte el flujo de la sangre.

Alquimia en vocablos que transmutan
explosionando en las entrañas,
irrefrenable celo poseyendo a voluntad.

Tan solo un instante en este advenimiento,
dictador de sentencia en arrebatos,
doblegando impulsos de resistencia.

Candente lava en latidos,
dulce vino embriagador,
que vulnera con misteriosa influencia,
sometiendo sin pausa
en contracciones convulsas.

2 comentarios :

  1. Versos zizagueantes que van llevando al lector en esa concepción que como su título indica "Y el verbo se hace carne"
    Un abrazo en la mañana,
    Rafael

    Pd... Ya escucharé las grabaciones con calma, que aquí, en el trabajo no tengo sonido.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Rafael. Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario