9.3.12

AUSENCIAS


Olvida que existió alguna vez
la luna entre las sabanas.

 Otórgame el llamado sin abismos
en mutismo sin escamas,
-ausencias de tornados inclementes-
defección indefinida en tumulto,
con parálisis de muslos.

Parir escarcha en la osamenta
con fusilamientos de olvidos,
hasta sentir las entrañas colgadas con tenazas.

¿Qué más quieres de mí?
si tienes el destierro esculpido en mi cerebro,
y esta amargura constante y despiadada,
 tatuada entre mis ojos.

Savia de días ahogada en una lágrima inminente,
cúmulo de vacíos pegada en mis piernas.

Agonía de silencios incrustada en la garganta,
desangrando como lápida escamada entre las uñas,
objeto de traición desmedida en tu armadura.


Olvido que no cesa en mis entrañas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario