9.4.17

APARIENCIAS


Cargó su sumisión
en la mochila,
convocó un impulso
y con un temblor de lo falso,
se centró en el recuento de los euros.

II

Se perdió en los gestos
y en un envite forzado,
 falsificó la sonrisa
y se entregó a la galería
 tragándose la náusea.

III

Fue dejando sus pasos
con una huella vacía,
sin darse cuenta 
de que ya no existía.





Isabel Sánchez Vizcaíno

2 comentarios :

Gracias por tu comentario