2.1.16

ESTOS DÍAS BLANDOS

En estos días blandos
se asoman tallando paredes
todas las sombras de angustia,
infinitos momentos de lluvia
que crucifican la carencia de todo lo que duele.

Hoy devoro ese silencio y lo venero
maniatando cicatrices que resurgen cada diciembre
y mientras desembalo esta sacra añoranza,
voy nombrando como una liturgia,
cada ausencia y la convoco,
por si de alguna manera,
pudiesen un año más,
estar presidiendo mi mesa.



Isabel Sánchez Vizcaíno


4 comentarios:

  1. Sí, son días blandos y especiales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rafael, en estos días se nota aun más las ausencias. Un abrazo

      Eliminar

Gracias por tu comentario