27.1.14

IMPÁVIDA HUELLA



¿Cómo  saqueó el tiempo
tanta cicatriz en el pecho?
qué dirección tomaron  las heridas
dejando retazos de escarcha
al desdoblar el silencio.

Sombra latiendo en cada palabra,
más allá de lo evidente,
 en flemático gesto,
más allá de la pupila,
aún más dentro,
subsistiendo en pliegues de la noche,
navegando entre verso y verso.




2 comentarios :

  1. Quizás subsistiendo a través de tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente amigo Rafael, Todos esos latidos en los que se impregnan los versos, tienen su porque, Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario