2.6.15

TEMPESTAD

(Christian Schloe)
Como una tempestad arreciando en su último despego,
 avanzo entre letras derruidas y alambiques de miedo.

Y es mi paso más lento,
entre súbitas ensoñaciones petrificadas.

Y es mi verbo,
 inhumado en tierra hedionda,
 entre margaritas marchitas.

Y es mi hálito un suspiro que camina,
 entre la verdad que acomoda el tiempo.

Y es mi boca un territorio agrietado,
 con besos sabor a escarcha.

Y son mis manos quejidos interrogantes,
ante sorprendidos disfraces.

Y es mi esqueleto blanco,
un decorado más,
colgado entre bambalinas.

Y es mi piel un vuelo de golondrinas,
que emigran al profundo infierno.

Y es mi sangre un rastro de babosas,
surcando las arterias de todo mi cuerpo.

Y son mis ojos,
una mirada insondable,
perdida en los ojos,  de todos los ojos del mundo,
adentndose entre quebrados resquicios,
soltando lastre para seguir viviendo.

I. Sanchez Vizcaino

2 comentarios:

  1. Avanzamos así, con el paso del tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El tiempo.... Abrazote Rafael.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario