25.6.15

COMO BALSAMO




Alcancé tu voz y tu mirada,
 atrapé tus noches con sus lunas sumergidas
 en  pantanos y marjales,
traspase tu tacto y lo apresé entre  mis  redes,
extraje la  amargura violeta de tu espanto
y sucumbió al fin tu  piel sin mordedura,
dejando doble fondo en la placenta, 
condicionando al mundo la fiereza
de animal que pernocta acorralado.


Isabel Sanchez Vizcaino

2 comentarios :

  1. "...Y luego cerré los ojos y me sumí en el silencio..."
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario